Presentan libro ¨Condición y aportes de la mano de obra de origen haitiano a la economía dominicana¨


Santiago.-. El padre jesuita Roberto Guzmán, director del Centro de Formación y Acción Social y Agraria (CEFASA) presentó en el Edificio Empresarial de Santiago, el libro: ¨Condición y aportes de la mano de obra de origen haitiano a la economía dominicana¨, donde  muestra un empresariado que está ávido de tener un trabajador migrante documentado y legal y a un Estado que experimenta contradicciones entre la mano de obra que necesita el país para la producción y su disposición para regularizarla.

La investigación realizada por CEFINOSA, describe, mide y analiza el impacto económico de la mano de obra haitiana y dominicana indocumentada de ascendencia haitiana en los procesos productivos de caña de azúcar, arroz, café, banano, construcción y la economía informal. Además analiza la política migratoria y el estatus legal de los trabajadores haitianos y su descendencia, así como los mercados binacionales, la presencia de la comunidad haitiana en las universidades y el gasto social.
En el acto de presentación del libro ¨Condición y aportes de la mano de obra de origen haitiano a la economía dominicana¨, Saúl Abreu, responsable del renglón ¨Asuntos migratorios¨, expresó que la solución a la inmigración haitiana y regularización del estatus de su descendencia es uno de los grandes retos jurídicos, sociales y económicos de la sociedad dominicana. 

Padre Chepe, Saúl Abreu, padre Roberto Guzmán, Agustín González y Davide Sala.
El consultor empresarial y presidente de CEFINOSA, Agustín González, dijo que Haití es el segundo socio comercial de República Dominicana y uno de los mayores proveedores de mano de obra para la economía y la necesidad de ésta a bajo costo y las desigualdades que se encuentran en la isla alimentan el fenómeno de las migraciones, que no encuentra forma de regularización en la política de los dos países.

A juicio de González, la incorporación de los inmigrantes haitianos, y de los dominicanos indocumentados de ascendencia haitiana, al régimen de la seguridad social, contribuirá a fortalecer las finanzas del sistema y le colocarán en mejor posición para responder a los reclamos de pensiones y jubilaciones de la población trabajadora que se retire por asunto de edad.


¨Sumando  el aporte patronal y retenciones por pago de los trabajadores ubicados en banano, arroz, café, caña de azúcar y el sector de la construcción, el sistema de seguridad social  recibiría  RD$7.300 millones adicionales cada año. Mientras tanto, el Estado gasta miles de millones de pesos en pacientes indocumentados que podrían costearse sus gastos si estuvieran regularizados, pagando ellos mismos y sus patronos los aportes a la seguridad social¨, declaró el consultor empresarial.

Share on Google Plus

Editora: Yenny Polanco Lovera

0 comentarios:

Google+ Badge

Translate