El Cascanueces enciende la navidad

La obra fue presentada con éxito en su primera fecha en el Teatro Nacional Eduardo Brito

Santo Domingo.- La danza celebró la navidad por todo lo alto el pasado viernes en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional, con la puesta en escena de “El Cascanueces” presentado por el Ballet Concierto Dominicano, bajo la magistral dirección del coreógrafo y bailarín Carlos Veitía.

Una noche llena de esplendor fue lo que recibieron los presentes con esta pieza universal, que en casi dos horas de duración fueron trasladados a este cuento que recrea los sueños de una niña, que por gracias a la magia de su padrino le cumple el deseo de bailar con un caballero y luego se convierte en un hada de azúcar.
Sin dudas que todos el público amante de la danza disfrutó al máximo, a juzgar por la lluvia de aplausos que conforme se desarrollada la obra aumentaba, e iban haciendo aparición a ritmo de la Sinfonía de Tchaikosky bailarines de la talla de Lya Gómez (Clara), Lisbell Piedra (Hada de Azucarada), Sander Robert (Cascanueces), Yeri Peguero (Hada Azucarada) y Maikel Acosta (Caballero del Hada Azucarada).

Un nutrido y copioso electo de danzarines de distintas edades enamoraron los corazones desde el primer acto, donde se recrea la nochebuena en casa de la familia Silverhauss. Aquí es imposible pasar por alto la participación de los muñecos Colombina y Arlequín, así como también el Soldadito y el rey ratón con sus ratones. 

Cada bailarín muestra pasión en sus coordinados y acrobáticos movimientos, que con el vestuario respaldado por las luces, el sonido y la extraordinaria escenografía aportan en conjunto, el detalle perfecto en esta versión del ballet “El Cascanueces”.

Ya para el segundo acto, se hace realidad el mundo de los dulces sueños y nuevamente las caracterizaciones florecen con coreografías españolas, árabe, China, Rusa, entre otras nacionalidades, donde cada una pone en evidencia sus destrezas técnicas y virtuosismo sobre el escenario.
La producción cuenta, además, con la participación de Lauren Kness y Henry Winslow del Portland Ballet de Oregon; y del Ballet Studio de Doris Infante que hacen la danza del mazapán y los buenos frutos. El vestuario es autoría de Adolfina Lluberes, Patricia Huerta y Annery Parra; la escenografía, de Ángela Bernal; y las luces, de Bienvenido Miranda.

 
Emotivo reconocimiento
Al final del espectáculo se realizó un acto para despedir a la bailarina Lisbel Piedra, quien durante 18 años se desempeñó como primera bailarina del Ballet Nacional, la cual anunció su retiro de la escena para continuar como profesora. Carlos Veitía resaltó la trayectoria de Piedra por su labor profesional y le entregó un reconocimiento.
El público le tributó un aplauso de pies mientras Lisbel Piedra expresó el agradecimiento al país el  el apoyo que siempre recibió y exhortó a la juventud a seguir trabajando y a continuar fortaleciendo la danza clásica en el país.
El Cascanueces junto a sus invitados especiales como son el Ballet Nacional Dominicano, The Portland Ballet y Ballet Studio, seguirá presentándose en el Teatro Nacional hasta el 18 de diciembre a partir de las 6:30 p.m. con un precio de RD$600 a RD$1,500 por persona.

Share on Google Plus

Editora: Yenny Polanco Lovera

0 comentarios:

Google+ Badge

Translate