Ivan Ruiz propone un nuevo camino para enriquecer la TV dominicana

Por Iván Ruiz
Si nos remontamos a los años 70, podríamos darnos buena cuenta del espiritu creativo que primaba en la televisión. 

Soy un televidente desde que tenía uso de razón...en los 70, era muy pequeño, sin embargo empezaba a entrarse el gusanillo donde quedaría atrapado para siempre, en la television.

A mi memoria vienen programas diversos, y otros que después escuchaba por referencia. Teniendo mucho menos de 10 años  veía El Pueblo Cuestiona, Osvaldo se va de Ronda, Letra y Música, Show del Mediodía, Mis Amigos los Niños, Encuentro, etc, pero también la primera etapa de El Gordo de la Semana, Domingo de mi Ciudad...

Eran programas sustentados en contenidos, creatividad...
En los 80, la televisión se vuelve aun mas exigente, con la entrada de Teleantillas, que pone en acción una revolucionaria tecnología, y programas creativos y de contenidos. Bastaría recordar Fiesta, Revista de Noticias, Temas del Presente, Postdata, Lope Balaguer en Romance, y otros tantos...

Pero Color Vision arrecia, y no se quedó atrás. Poppy Bermudez llega a un acuerdo y da en arrendamiento la programación del canal a dos “zares” de ese tiempo en la tv, publicidad y espectáculos: José A. Thomén y Adriano Rodríguez, y estos generan un cambio de 360 grados a la televisora del Ensanche la Fe. Mudan El Show del Mediodía, pero también reviven El Gordo de la Semana, crean nuevos, como: Otra Vez con Yaqui, Hoy Mismo (primer matutino), así como novelas y series cómicas mexicanas de Televisa.

Posteriormente Rahintel hace un buen intento con Radio Caracas Televisión (Erece), y allí se generan novedosos programas, la mayoría de formatos venezolanos adaptados a nosotros: Cuéntame ese Chiste, Cuánto Vale el Show?, Señor Sábado, Domingo Gigante con Johnny,  y otros mas...En fin, hago esta retrospectiva con la implícita intención de llamar la atención sobre la calidad creativa y de contenidos de esos programas, pese a no contar con una tecnología avanzada.

Hoy día, siento que hemos mermado, que nos hemos anquilosado y hasta petrificado en contenidos banales, sin sustancias, y sin una real preocupación en generar nuevos paradigmas, que rompan con lo establecido. Nos resistimos a crear nuevos contenidos, los canales no apoyan sus programas, exceptuando a Gómez Díaz, eso hay que reconocerlo. El mercado de la televisión luce critico, no se sienten aires de prosperidad, la industria luce deprimida, no hay movimientos que la hagan despertar de un peligroso letargo.

Creo que debemos unificar criterios, replantearnos el sistema, y proponer un nuevo camino, donde podamos enriquecer lo que estamos haciendo

Gritamos como niños, y expresamos que los canales no nos dan los “prime time”, y que solo colocan las latas. Bueno, esos enlatados parece que les generan mejores resultados, entonces preocupémosnos en producir contenidos de calidad. Independientemente de la carencia de recursos, hagamos un mayor esfuerzo en producir ideas innovadoras, y todos veremos lo apetecibles que seremos para las cadenas de televisión. Debemos mirar hacia delante, percibir las nuevas tendencias y paradigmas, lo que viene, y si es posible anticiparnos a los acontecimientos. 

El pastel esta repartido en muchos pedazos. Iniciemos una nueva era, donde juntos, podamos como industria renacer y despertar un verdadero interés en los televidentes, que parece han perdido bastante su capacidad de asombro!
Share on Google Plus

Editora: Yenny Polanco Lovera

0 comentarios:

Google+ Badge

Translate