Los hijos de Freddy no se ponen de acuerdo en repartición de herencia



La octava sala civil del Distrito Nacional conocerá este 6 de agosto la demanda en partición de bienes interpuesta por tres de los hijos del humorista Freddy Beras Goico.Tras su muerte en 2010, Beras Goico dejó una viuda y cinco hijos que, tras no ponerse de acuerdo en cómo se distribuirán los bienes, pusieron en manos de la justicia su repartición.

En más de cuatro ocasiones estuvieron a punto de firmar un acuerdo global de repartición, pero al final, todo fue infructuoso. Entonces el 12 de diciembre de 2012, los Hermanos Freddy II, Ernesto y Dayanara  notificaron mediante acto de alguacil a sus hermanos de padre, Laura Marie, Giancarlos y a la viuda, Carmen Elupina del Pilar,  una demanda en partición de bienes.

Jurídicamente todos tienen derecho sobre las propiedades del reconocido comunicador. La propiedad está indivisa, incluyendo la mansión de Punta Cana, sin embargo, la viuda tiene el control y conocimiento de los bienes, en su mayoría.

Si no se concilia se vende

En su instancia, los demandantes solicitan que se ordene la cuenta, liquidación, y partición de los bienes entre los herederos,  y designar un perito para que proceda al inventario de los bienes muebles e inmuebles sucesorios.

Además que se realice una designación sumaria de los mismos, debiendo establecer si resulta de cómoda partición en naturaleza, o en caso contrario, evaluarlos y fijar los precios correspondientes para su venta en pública subasta y adjudicación de los mismos.

“Con la justicia lo que se busca es lo que establece la ley, que sea el juez que decida la forma de partición de los bienes, de acuerdo a lo que establece la ley el 50% para la viuda y el restante para los cinco hijos, 10 por ciento para cada uno”, indicó Laura Acosta, abogada de la parte demandante. Acosta explicó que lo que procede cuando hay bienes de difícil partición, como los bienes inmuebles, lo que se hace es que se trata de llegar a un acuerdo, si no, se ponen en venta en pública subasta y el valor que se obtenga de los bienes es repartido en la proporción establecida por la ley. 

“Él (Freddy) no quería que su familia se peleara por sus bienes, y precisamente eso es lo que hemos querido evitar en dos años, que se produjera un pleito, pero tampoco apoderar a un juez en esta materia es un pleito”, entiende la abogada. 

Los bienes de Freddy  se han puesto a la venta para su fácil repartición, excepto la mansión de Punta Cana, dijo una fuente .

“Generalmente el derecho de familia, el juez tiene un papel que trata de mediar en los conflictos familiares, y trata de buscar en una especie de mediación previa a su fallo, en qué medida puede él contribuir a que eso se resuelva sin necesidad de vender todos los bienes”, indicó. -(El Caribe)
Share on Google Plus

Editora: Yenny Polanco Lovera

0 comentarios:

Google+ Badge

Translate