Belleza de pura sangre

EL PLASMA SANGUÍNEO RICO EN PLAQUETAS PUEDE UTILIZARSE COMO UN EFECTIVO BIOESTIMULANTEQUE DESVANECE LOS SÍNTOMAS DEL ENVEJECIMIENTO
La juventud, ese divino tesoro, tiene tiempo de caducidad, pero la medicina estética se encarga de que se quede por más tiempo poniendo la ciencia al servicio de la belleza. Si usted creía que los métodos para devolverle la lozanía y el brillo a la piel ya se habían agotado, piense de nuevo. La nueva respuesta está dentro de su sangre.
Rómulo Richardson, cirujano y médico de estética, comenta que la nueva revolución en tratamiento antienvejecimiento es la terapia con plasma rico en plaquetas. El plasma es uno de los componentes de la sangre y aunque anteriomente la función de las plaquetas que contiene era sólo la de producir la coagulación, “con el tiempo se determinó que tenían factores de crecimiento epidérmico”, revela.
Regeneración cutánea
El plasma rico en plaquetas se usa en medicina estética desde hace poco tiempo, pero la medicina se ha aprovechado de este elemento en ramas como la odontología y la oftalmología. Para embellecer, las plaquetas del plasma bioestimulan la piel, aprovechando sus factores de crecimiento que estimulan a los fibroblastos. “Los fibroblastos se encargan de producir ácido hialurónico, elastina, colágeno y otras sustancias necesarias para el mantenimiento de la textura y luminosidad de la piel”, refiere Richardson.

CÓMO SE OBTIENE EL PLASMA DE LA SANGRE
La importancia de la bioestimulación con plasma rico en plaquetas está en que se emplea la sangre del propio paciente, es decir, se trata de sangre autóloga, por lo que no va a haber riesgo de infecciones o alergias. Una vez extraída, la sangre se lleva al laboratorio, se centrifuga para separar sus componentes y el plasma se inyecta en la piel del cuello y el rostro del paciente.

Juventud que corre por las venas
Cuando la propia sangre del paciente es centrifugada para separar los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y el plasma, comienza el proceso para el tratamiento de bioestimulación de la piel con plasma rico en plaquetas, lo nuevo que la medicina estética propone para rejuvenecer rostro, cuello y manos. La parte del plasma se divide en dos en el proceso, una que es rica en plaquetas, y otra menos rica.

Rómulo Richardson, cirujano y médico de estética, comenta que el plasma más rico se activa con un cloruro de calcio y se inyecta en la piel a nivel de la dermis, haciendo un protocolo en toda la cara, el cuello y, de ser necesario, las manos. Las dosis son mínimas y son inyectadas con una aguja pequeña. Al paciente se le extraen de cinco a diez centilitros de sangre para extraer dos de plasma.
“El plasma rico en plaquetas se consigue en los dos tercios inferiores del envase cuando se produce la separación, allí está concentrada la mayor parte de plaquetas”, apunta Richardson, director médico del centro de belleza y estética Natural Difference. En el tercio superior también hay plasma, pero no tan rico, que no obstante se usa como una especie de mascarilla luego que se ha inyectado el plasma rico. Con esa mascarilla se aprovechan en la piel otras sustancias nutritivas.
Explica que el tratamiento lleva un protocolo de tres sesiones. Primero se prepara la piel con una limpieza y un tratamiento de nutrición o biorehabilitación de la piel con sustancias nutritivas y vitaminas. Luego se aplica el plasma rico en plaquetas a la semana siguiente y para cerrar, otro tratamiento de nutrición, al que se puede agregar la radiofrecuencia para mejores resultados.
Más detalles

“Este tratamiento no tiene contraindicación, a excepción de pacientes que estén tomando aspirina que disminuye la cantidad de plaquetas, porque es un anticoaugulante de la sangre, o que están tomando esteroides que disminuye los procesos de regeneración”, revela el médico. La edad no influye: pueden tratarse pacientes mayores de 30 años hasta pacientes de 60, claro que en los pacientes que tengan la piel más dañada se van a ver más los resultados.

El resultado de este tratamiento no se ve de inmediato, porque como lo que se produce es una bioestimulación para formar sustacias en la piel, esto implica un proceso. “Generalmente comienzan a verse los resultados después de los 20 días, y son duraderos”. La bioestimulación cutánea con plasma rico en plaquetas se recomienda dos veces al año, hacerlo con más frecuencia dependerá del daño que tenga la piel.

Share on Google Plus

Editora: Yenny polanco lovera

0 comentarios:

Google+ Badge

Translate